Inicio arrow Tratamientos de Desintoxicacion arrow Tratamiento con veneno de abeja

Tratamiento con veneno de abeja
¿QUÉ ES LA APITERAPIA  Y EL TVA? 


La apiterapia es el tratamiento de padecimientos o enfermedades utilizando algún producto de la abeja, tal como:


Miel
Polen
Propóleo
Jalea Real
Veneno


La Miel, Polen, Propóleo y Jalea Real, son de administración oral y están incluidas en el resto de la página junto con la Herbolaria en el tratamiento de enfermedades agudas. Por otra parte, la utilización del veneno de Abeja lo incluimos en esta sección por ser un método curativo utilizado primordialmente en el tratamiento de enfermedades crónicas. En el Tratamiento con Veneno de Abeja, el cual abreviamos como TVA, se inyecta en la piel el veneno ya sea través de inyecciones o con abejas vivas, en cantidad y ubicación de acuerdo al padecimiento.

¿CÓMO NACE EL TRATAMIENTO CON VENENO DE ABEJA?


Hace más de 100 años, un médico Austriaco descubre de manera accidental, el efecto curativo del veneno de abeja, al ser atacado en su persona por un enjambre. El médico, quien padecía un estado avanzado de artritis reumatoide, notó a los pocos días del ataque que su problema de artritis mejoraba rápidamente.
   Este suceso motivó al Dr. Philip Terc, durante el resto de su carrera, a tratar con veneno de abeja a más de mil pacientes con diversas enfermedades de tipo reumatoide. Años después, en 1906, se publica un libro con los resultados de su trabajo. Con este libro nace de manera formal el tratamiento con veneno de abeja. (1)

¿EN QUÉ PADECIMIENTOS PUEDE UTILIZARSE EL TVA?
(5)


• Dolores de tipo local, tales como: Artritis post traumática, bursitis, gota, dolores musculares, dolores en los nervios, etc.
• Problemas circulatorios.
• Artritis Reumatoide.
• Espondiolitis Anquilosante.
• Lupus Eritomatoso.
• Síndrome de Fatiga Crónica.
• Esclerosis Múltiple. (4)
• Psoriasis.
• Enfermedades crónicas en general.

DURACIÓN Y EXPECTATIVAS DE MEJORA DEL TRATAMIENTO.  (1) (2)

DOLORES  LOCALES
DURACIÓN: Hasta que ceda el dolor. Por lo general el tratamiento dura de una a tres semanas, con dos o tres piquetes cada tercer día. Cuando se tratan las articulaciones, se pueden esperar inflamaciones grandes. En estos casos conviene esperar a que se desinflame para continuar el tratamiento.EXPECTATIVA DE MEJORA: En ciática y lumbago podemos esperar curación completa en más del 70 % de los casos; en neuralgias de varios tipos el 60%; y en artritis postraumática en más del 50% de los casos.
ARTRITIS  REUMATOIDE (AR)
DURACIÓN: La duración mínima recomendada es de un tratamiento básico de tres meses y la recomendada de 6 a 12 meses. EXPECTATIVAS DE MEJORA: En las referencias consideradas varían los casos de curación de un 55% a un 70%. Llamamos en este caso ‘curación’, a la erradicación completa y permanente del dolor (con articulación estática), inflamación y temperatura en todas las articulaciones. La curación también incluye a los padecimientos periféricos que suelen acompañar a la artritis tales como: fatiga crónica, psoriasis, endocarditis, etc. La variación en los porcentajes arriba mencionados tiene que ver con la variación en la intensidad del tratamiento y con los criterios de definición de ‘cura’.
En este alcance de ‘curación’, no se incluye la recuperación de los daños que las articulaciones tenían antes del tratamiento. Para acelerar dicha recuperación se recomienda un programa de ejercicios tradicionales de rehabilitación, junto con la aplicación local de abejas.
ARTRITIS REUMATOIDE DEFORMANTE
DURACIÓN DEL TRATAMIENTO: Recomendamos tres tratamientos básicos (tres meses y 700 piquetes cada uno) con un mes de descanso entre los mismos
EXPECTATIVAS DE MEJORA: Las expectativas de curación son del orden del 40%. Entre más pronto se atienda, los resultados son considerablemente mejores. Los daños por calcificaciones permanecen. 
ARTRITIS REUMATOIDE CLIMATÉRICA
DURACIÓN DEL TRATAMIENTO: Cuando la enfermedad llega junto con la menopausia, el TVA, en la mayoría de los casos no responde bien. En estos casos recomendamos un primer tratamiento básico para detener el avance. Posteriormente, durante un año, seguir un tratamiento oral de medicamentos naturales (indicados más adelante) con la idea de restablecer el balance hormonal. Posteriormente y sin dejar el tratamiento oral, repetir un segundo TVA básico.
ESPONDIOLITIS  ANQUILOSANTE
DURACIÓN DEL TRATAMIENTO: Tanto la duración del TVA, como las expectativas de mejora, son similares a la de la artritis reumatoide “simple”. Como en cualquier otro padecimiento que produce daños, entre más pronto se inicie el TVA, mejores son las expectativas de una recuperación completa.
LUPUS  ERITOMATOSO (LES)
DURACIÓN DEL TRATAMIENTO: Existe poca experiencia en este padecimiento. Algunas referencias recomiendan un año de tratamiento, que podrían consistir en cuatro tratamientos básicos con un mes de descanso entre ellos.
EXPECTATIVAS DE MEJORA: Las experiencias de cura total son de tipo anecdótico por lo que no se cuenta con suficiente información para determinar porcentajes de éxito.
SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA (SFC)
Este padecimiento se puede presentar solo o asociado con otra enfermedad del sistema inmune, como Lupus, Artritis o Esclerosis Múltiple. También hay variantes de la enfermedad como la Fibromialgia. En cualquier caso tiende a desaparecer antes de los tres meses de tratamiento.
ESCLEROSIS MÚLTIPLE (EM)
DURACIÓN DEL TRATAMIENTO: Recomendamos para esta enfermedad, cuatro tratamientos básicos con períodos de descanso de un mes. Esto nos da un total de quince meses. Posterior al tratamiento, se puede continuar, en la etapa de rehabilitación, de forma local y esporádica por tiempo indefinido.
EXPECTATIVAS DE MEJORA: Nuevamente en este punto debemos de distinguir entre curar la enfermedad y la recuperación de los daños. Si llamamos ‘curar’ a detener de forma permanente el avance de los daños, podemos esperar esta cura en la gran mayoría de los casos. En cuanto a la recuperación de los daños que la enfermedad ya causó, se puede esperar una mejora promedio y general de orden del 35% (ver resumen de estudio sobre el tema: Cura y Recuperación).
OTROS PADECIMIENTOS
La información disponible de curación de otros padecimientos, es meramente anecdótica. Sin embargo, pensamos que se pueden intentar, con expectativas de éxito, en cualquier enfermedad crónica, particularmente en los padecimientos cuyo origen sea una mala irrigación sanguínea, tales como: flebitis, embolias, parkinson, alzheimer, etc. Algunos Apiterapistas piensan que se debe considerar el TVA en todos los casos donde no exista tratamiento médico, siempre y cuando no haya alguna contraindicación.
CONSIDERACIONES EN LA DURACIÓN DEL TVA
La duración recomendada se considera la mínima para que el nivel de mejoría logrado permanezca de manera definitiva.
Si al terminar el tratamiento descrito los resultados no son satisfactorios, la recomendación es dejar al cuerpo descansar uno o dos meses, y reiniciar un tratamiento básico más.
Algunos apiterapistas recomiendan dar un tratamiento de refuerzo un año después del TVA. La duración de este refuerzo no requiere ser mayor de un mes.
El tratamiento básico mencionado, consiste en tres sesiones por semana durante tres meses. El primer día son tres piquetes (la prueba y dos más), en la segunda sesión se aumentan dos y así sucesivamente hasta llegar a veinte, continuando con esta cantidad por sesión el resto del tratamiento. La cantidad total va de 650 a 700 piquetes. El tratamiento básico mencionado no es un estándar sino meramente discrecional. Algunos apiterapistas prefieren dosis de 10 a 15 piquetes por sesión, otros consideran mejor aplicar dosis de 25 a 30 por sesión en dos sesiones por semana.

ASPECTOS  DE  SEGURIDAD  Y  RIESGOS  DEL  TVA


CONTRAINDICACIONES
Los medicamentos contraindicados durante el TVA son los inmunorepresores, inmunomoduladores y corticoesteroides. Estos son precisamente los medicamentos recetados en las enfermedades del sistema inmune. La razón de la contraindicación es que estos fármacos y el TVA tienden a nulificarse entre sí, pues los enfoques de curación son opuestos. La suspensión de los esteroides deberá ser gradual y bajo la supervisión del médico.
No se recomienda el TVA en personas con padecimientos graves del corazón, hígado o riñones; ni para pacientes con enfermedades de sífilis, gonorrea o tuberculosis. Tampoco se recomienda para diabéticos con dependencia de insulina inyectada, en pacientes con anemia severa, en el embarazo ni en personas de edad avanzada. La utilización en niños deberá ser evaluada con detenimiento por un profesional de la salud.
DOSIS
La dosis de 20 a 30 piquetes cada tercer día, no representa peligro para una persona adulta, pues los niveles donde inician los efectos negativos son del orden de 10 veces mayores. Desde luego que a esta dosis se llega de una manera gradual según se indica en el procedimiento de aplicación.
REACCIONES ALÉRGICAS
Para identificar a las personas alérgicas al veneno de abeja, se considera indispensable que previo al TVA se aplique un piquete de prueba. Dicho piquete se aplica en un lugar específico y bajo condiciones controladas. Cabe mencionar que resulta extremadamente raro que una persona con una enfermedad del sistema inmune sea alérgica al veneno de abeja. Por otra parte, no resulta nada raro que una persona que no tiene este tipo de padecimiento resulte ser alérgica. En cualquier caso el piquete de prueba se administra en presencia de una persona preparada para enfrentar una crisis anafiláctica.
DOLOR
Este es sin duda el principal inconveniente del TVA. La duración del dolor de cada piquete es del orden de cuatro minutos, teniendo su umbral a los pocos segundos de hincar el aguijón. Para reducir la intensidad del dolor, se acostumbra enfriar, con un hielo o con un pedazo de metal enfriado, la zona del piquete unos instantes antes del mismo.
Con el fin de no excederse en el dolor, es común que las sesiones se fijen a cierto tiempo, digamos una hora. No importa si al terminar la sesión el paciente sólo ha aceptado una parte de los piquetes programados.
INFLAMACIÓN  Y  COMEZÓN
Durante las primeras semanas del tratamiento, los piquetes cerca de las articulaciones pueden inflamarse de manera considerable. Por esta razón, previo a la ‘crisis de alivio’, se recomienda aplicar las abejas en la espalda o en zona alejadas de las articulaciones.
En el tratamiento de problemas locales en articulaciones, el paciente deberá esperar una posible inflamación grande. Este inconveniente no es del todo negativo pues, por lo general, entre mayor es la inflamación mayor es el alivio.
Durante las primeras semanas del TVA, otra molestia importante es la comezón. En estos casos no se recomienda el uso de antihistamínicos orales. En caso de aplicar algo tópico para aliviar la comezón, procurar que no sea inmediatamente después de la sesión.
CRISIS  DE  ALIVIO
Entre la segunda y sexta semana del TVA, muchos pacientes (del orden de la mitad) experimentan un malestar llamado ‘crisis de alivio’.  Los síntomas son muy diversos, van desde la típica reacción alérgica con manchas en la piel y hormigueo en las manos con duración de una hora, hasta un cuadro tipo gripal con duración de dos días. En ningún caso la crisis de alivio es peligrosa, aunque siempre es una molestia.
La crisis de alivio no significa que la persona ya se va a aliviar, sino que es el momento en que el cuerpo deja de defenderse o reaccionar al ataque del veneno. Posteriormente a este evento, que en muchas personas pasa desapercibido, la inflamación y la comezón se reducen considerablemente. Después de la crisis de alivio el tratamiento se vuelve más fácil.

LUGARES  DE  APLICACIÓN



EFECTO  LOCAL  Y  SISTÉMICO
El veneno tiene un efecto local en la zona del piquete, y otro efecto en todo el organismo. Cuando el padecimiento es un dolor local (en músculo, nervios o articulación), no hay duda que ese es el lugar de aplicación. Cuando se trata de un padecimiento en todo el cuerpo como lo son las enfermedades auto inmunes, la aplicación no tiene que ser en el lugar donde aparecen los daños, aunque se ha observado que cuando se aplica en el lugar del daño la recuperación es más rápida ya que se aprovecha el efecto local y el sistémico del veneno (ver croquis).
Existe un enfoque de tratamiento que mezcla la acupuntura con el TVA. Este procedimiento se aplica particularmente en esclerosis múltiple donde la sintomatología es muy diversa. (3) (5)
DONDE NO APLICAR EL VENENO
Para evitar inflamaciones excesivas o dolor innecesario, recomendamos no aplicar el veneno en los siguientes lugares:
- En la cara y parte anterior del cuello.
- En o cerca de los genitales.
- En la parte interior de las articulaciones.
- En áreas aún inflamadas por piquetes anteriores.
ARTRITIS REUMATOIDE
Durante las primeras tres semanas, recomendamos que la aplicación sea totalmente en la espalda, a lo largo de la columna y sobre la parte superior hasta los hombros, con la idea de evitar inflamación en las articulaciones. A partir de la cuarta semana, se recomienda empezar en las articulaciones y aumentar poco a poco, según la inflamación lo permita, hasta que, digamos en la octava semana, todos los piquetes sean en las articulaciones.
Una recomendación para la ubicación de los piquetes es la simetría. Si aplicamos cierta cantidad de piquetes en la articulación dañada, aplicar la misma cantidad en la articulación opuesta. Otra práctica común en las sesiones es ir de arriba hacia abajo (hombro, codo, mano, rodilla, pie).
Los lugares óptimos para aplicar el veneno son los puntos sensibles al tacto. Estos puntos se localizan aplicando presión con los pulgares en las articulaciones, a lo largo de la columna, o en cualquier otra parte del cuerpo (ver croquis).
En el caso de la espondiolitis, variedad de la artritis, todo el trabajo se concentra a lo largo de la columna en dos, tres o cuatro líneas paralelas. Se recomienda enfatizar el tratamiento en los puntos sensibles arriba descritos.
ESCLEROSOS  MÚLTIPLE
La infección y los daños causados por la misma*, se localizan en el cerebro y a lo largo de los nervios de la columna. A pesar de que en teoría, la infección no se extiende al sistema nervioso periférico, resulta efectivo ubicar parte de las aplicaciones del veneno a lo largo de los miembros afectados. Existen referencias (3) (5) para ubicar los piquetes en problemas muy específicos. Una ubicación, digamos, genérica con la que podemos iniciar un tratamiento es la siguiente: Aplicar la tercera parte de los piquetes (aproximadamente) a lo largo de la columna, otra tercera parte en la zona lumbar o cervical de la columna según sean los mayores daños en brazos o piernas, y el resto en la zona afectada (de brazos o piernas), así como en la trayectoria de los nervios entre esta zona y la columna. Especialmente útil resulta buscar los puntos sensibles (aplicando presión con los pulgares) en la columna así como en los nervios principales entre la columna y las zonas con daños.
*Nota: La teoría de que la Esclerosis Múltiple es una infección de tipo viral, no tiene una confirmación científica, aunque es una creencia muy extendida dentro de los Naturistas.

MANEJO  Y  APLICACIÓN  DE  LAS  ABEJAS

CUIDADO  DE  LAS  ABEJAS  EN  CAUTIVERIO

RECIPIENTE: Puede ser de plástico o madera con perforaciones o, mejor aún, con un pedazo de mosquitero. El recipiente no requiere ser grande, pero la tapa o boca sí conviene que sea amplia para facilitar el llenado y la extracción.
TEMPERATURA: Templada entre 18 y 28 grados centígrados, sin exponer el recipiente directamente al sol.
HUMEDAD: Rociar diariamente el interior del bote con un poco de agua o introducir un papel mojado. Evitar que haya agua en el fondo del recipiente.
ALIMENTO: Un poco de miel o azúcar en una servilleta será suficiente para varios días. Cuidar que no haya miel en el fondo del recipiente. Si el bote cuenta con mosquitero se puede poner la servilleta con miel en la parte exterior, de esta forma no se contamina el interior del bote y las abejas pueden vivir más.
SURTIDO: Pasar las abejas de la colmena al bote, es un trabajo que requiere adiestramiento y equipo especial por lo que se lo debemos dejar a nuestro apicultor de confianza. Con un cuidado adecuado, la mayor parte de las abejas vivirá una semana dentro del recipiente, por lo que es común resurtir una vez por semana.
APLICACIÓN  DE  LAS  ABEJAS
CAPTURA: Una manera práctica de tomar las abejas del recipiente es con el uso de pinzas del tipo que se abren al presionar los dedos y se cierran al soltarlas. Esto nos permite, en cada apertura del envase, capturar varias abejas con igual número de pinzas y tenerlas listas para su aplicación. Las pinzas deben de ser suaves de tal forma que no mate al insecto con la presión.
Una técnica para evitar que las abejas vuelen fuera del recipiente al abrirlo, consiste en rociarlas con agua. Si el envase tiene mosquitero podemos aplicar el rociador desde afuera del bote. La abeja se sujeta de la cabeza o de las patas, si la pescamos mal podemos acomodarla con el uso de los dedos o de otra pinza.
MARCADO: Al iniciar la sesión podemos señalar con un color (lavable) los puntos en los cuales aplicaremos los piquetes.
ENFRIADO: Con la idea de reducir la intensidad del dolor, se acostumbra enfriar con hielo, o con un pedazo de metal frío (como una lata de líquido congelada), la zona de la piel donde se aplicará el piquete. El enfriado de la piel se hace inmediatamente antes del piquete.
PIQUETE: Al poner en contacto el abdomen de la abeja con la piel, esta instintivamente encajará el aguijón. Al retirar la abeja el aguijón quedará hincado, y durante unos pocos minutos permanecerá inyectando su veneno. Al terminar la sesión, con ayuda de unas pinzas, se retiran todos los aguijones. Es importante no aplicar alcohol ni antes ni después del piquete, pues este inhibe al veneno.
Una vez que la abeja pierde su aguijón, esta morirá en poco tiempo. Para evitar que vuele, se acostumbra matarla presionando con unas pinzas su cabeza, o bien metiéndola en un recipiente con alcohol.

COMPLEMENTO  MEDICINAL  ORAL

LA  ALIMENTACIÓN

Qué sí comer: Cantidades abundantes de frutas, cereales y verduras. Cantidad libre de pescado de mar, y porciones bajas de carne roja, pollo, y huevos.
Qué no comer: Alimentos procesados. Reducir a un mínimo los alimentos que vengan enlatados, embolsados, empaquetados, embotellados, etc. En ciertos padecimientos se prohíben las grasas y proteínas animales.
COMPLEMENTO  OBLIGADO  DURANTE  EL  TVA
Vitamina C. Tomar de dos a tres mil unidades diarias en tres tomas, seis días por semana durante todo el tratamiento.Polen y Miel. Se recomienda empezar a tomarlos dos a cuatro semanas antes de iniciar el tratamiento y continuar consumiéndolo durante todo el TVA. La dosis recomendada de polen es de dos cucharadas soperas por día, preferentemente mezcladas con agua y una cucharada de miel de abeja.
ARTRITIS  REUMATOIDE
Minerales: Magnesio, 400 mg al día + Potasio, 200 mg al día.
Ácidos Grasos: Aceite de Linaza o de Onagra, 4 a 8 gramos al día.
Depurativo de la Sangre: Tomar uno de los siguientes extractos herbolarios a la vez, cambiándolo por otro cada 2 meses. Ortiga, extracto líquido 60 gotas 2 veces al día. Diente de León, tintura 60 gotas 2 veces al día. Bardana, tintura 30 gotas 2 veces al día. Cola de Caballo, extracto líquido 30 gotas 2 veces al día. Zarzaparrilla, tintura 30 gotas 2 veces al día. Se puede sustituir el extracto líquido o tintura por 2 tazas de té de la misma planta al día.
ESCLEROSIS  MÚLTIPLE
Sugerimos los mismos minerales y complementos herbolarios recomendados para la Artritis Reumatoide, adicionando a estos Jalea Real, 1 gramo al día, y Ginseng, 500 mg al día. Tomar uno a la vez, alternándolo con el otro cada 3 meses.
Dependiendo de los síntomas individuales se pueden utilizar otros complementos herbolarios (ver sección de Padecimientos).
En cuanto a la alimentación, adicionar a las recomendaciones arriba indicadas, lo siguiente: Eliminar la carne roja, la grasa animal y el aceite calentado.
ARTRITIS  REUMATOIDE  CLIMATÉRICA
Cuando la Artritis Reumatoide llega junto con la menopausia, el efecto del TVA se verá disminuido hasta que no se logre restablecer el balance hormonal de la paciente. Para lograr esto, se recomienda que adicionalmente a las recomendaciones anteriores descritas para la Artritis Reumatoide, se siga durante al menos un año el tratamiento natural descrito en DESBALANCE HORMONAL para Mujeres en la sección de PADECIMIENTOS.
LUPUS  ERITOMATOSO
Dependiendo de los síntomas podemos variar los complementos orales. Si buscamos proteger la Tiroides, tomar Propóleo, 1 gramo (o 1 cucharadita de tintura) al día. Si deseamos estimular los Riñones, tomar Diente de León, extracto líquido 60 gotas 3 veces al día. Si deseamos proteger al Hígado, tomar Cardo Mariano, extracto líquido 60 gotas 2 veces al día. Si deseamos incrementar nuestra energía y optimismo, tomar Ginseng, polvo 500 mg al día, o Jalea Real 500 mg 2 veces al día. Para un bienestar general, recomendamos Linaza molida, 1 a 2 cucharadas con 1 vaso de agua 2 veces al día.

PROTOCOLO  DEL  TVA

Una vez que nos informamos y aprendimos lo más posible sobre este tema, lo que sigue es pasar a la acción. Pero para aumentar las posibilidades de éxito de este tratamiento, es conveniente seguir ordenadamente ciertos pasos o etapas que han demostrado ser útiles.
PASO  1:  EVALUACIÓN
Si ya contamos con un diagnóstico médico de la enfermedad, el primer paso es determinar si el TVA es el tratamiento más adecuado. Además de la enfermedad influyen otros factores como el estado de salud tanto física como emocional del paciente o los medicamentos que esté recibiendo.
Esta evaluación deberá ser hecha por un apiterapista calificado o al menos por alguien que conozca los aspectos teóricos y prácticos del TVA. Idealmente esta evaluación debería ser hecha por un médico.
En esta sesión de evaluación, el paciente deberá conocer los inconvenientes del tratamiento y las expectativas de mejora. Si los piquetes no serán aplicados por el apiterapista, la persona que lo hará deberá estar presente. Se ha visto que lo ideal es que esta persona sea un familiar cercano al paciente. Será parte de la responsabilidad del apiterapista adiestrar a dicha persona en esta tarea.
Una vez decidido y definido el camino del TVA, se procederá a descartar una posible alergia al veneno tanto del paciente como del responsable de la aplicación.
PASO  2:  PIQUETE  DE  PRUEBA
El piquete de prueba deberá ser hecho tanto al paciente como a quien se encargará de la aplicación de las abejas. Será el apiterapista el responsable de dicha actividad pues tiene los conocimientos para identificar una reacción alérgica y cuenta con el medicamento para neutralizarla.
El período de observación para detectar una posible alergia es de quince a veinte minutos, después de los cuales el paciente se encuentra listo para iniciar el tratamiento.
Cuando a un paciente con alguna enfermedad auto inmune resulta alérgico o muy sensible al veneno, se le aconseja no continuar con el TVA y confirmar el diagnóstico del médico, pues alguien con este tipo de enfermedad es, casi por definición, inmune a una reacción alérgica por veneno de abeja.
PASO  3:  REGISTRO  DEL  TRATAMIENTO
La persona responsable de aplicar el tratamiento o el paciente mismo, deberá llevar actualizado un registro del tratamiento. Dicho registro podrá hacerse en un formato especial o en una simple agenda.Al inicio del registro, es importante hacer una fiel y detallada descripción de los síntomas. Posteriormente en cada sesión se debe registrar junto con la fecha, la cantidad y lugar de aplicación de los piquetes, así como cualquier situación extraordinaria tal como reacción en la piel, mejoría de los síntomas, crisis de alivio, etc. En el caso de EM, conviene integrar en el registro los resultados iniciales y finales de una prueba de resonancia magnética.
PASO 4:  REGISTRO  FINAL
Al terminar la última sesión se registrará, con el mayor detalle, la mejoría, si la hay, en cada uno de los síntomas que registramos al inicio del tratamiento, así como cualquier otro aspecto relevante de la salud del paciente. Cuando son varios tratamientos básicos, se hará este registro al final de cada uno.
El primer propósito de este registro, es el evaluar y decidir si se continúa el tratamiento y con qué cambios sobre el anterior.

OTRAS  PRESENTACIONES  DEL  VENENO

INYECCIONES
El método de aplicación de veneno inyectado existe hace más de 70 años. En la actualidad podemos importar este producto con una excelente calidad a un precio muy razonable.
El veneno se inyecta intradérmicamente en cantidades similares al veneno de las abejas vivas. El procedimiento del TVA con veneno inyectado es  prácticamente el mismo que con abejas vivas, y, aunque su efectividad es menor y el dolor es casi el mismo, las ventajas en su manejo y en el aspecto psicológico para algunos pacientes, lo hacen ser cada vez más empleado. La venta de esta presentación está reservada para los médicos o profesionales de la salud

CURA  Y  RECUPERACIÓN

¿CÓMO  CURA?
Como explicamos anteriormente, las enfermedades crónicas tienen su origen en una intoxicación general a nivel de células, tejidos y órganos. Si limpiamos el cuerpo, nuestro sistema de defensa estará libre para combatir el padecimiento cualesquiera que este sea.
El veneno tiene más de una forma de ayudar a nuestro sistema de defensa, pero la principal es a través de incrementar la circulación sanguínea tanto en la microcirculación general, así como para las zonas particulares del cuerpo que debido a la enfermedad padecen de limitación en el flujo. Entre más sana y vigorosa sea la circulación, más efectiva será la limpieza general de las toxinas.
Esta cualidad del veneno obedece a sus características para aumentar la permeabilidad capilar, limpiar y dilatar vasos capilares y arterias, así como disminuir la viscosidad de la sangre. Pero más allá de los estudios que validan este efecto, es común que quienes recién inician el TVA, observen una mejoría en el funcionamiento del cerebro, problemas de la piel y en general en cualquier padecimiento de origen circulatorio.
RECUPERACIÓN
Una cosa es la curación en donde el problema cede de forma permanente, y otra la recuperación de los daños causados por la enfermedad. Parte de los daños que se causaron a los tejidos ubicados en la zona enferma se recuperan durante el transcurso del tratamiento. A esta mejoría la llamamos recuperación.
En el caso de la Artritis Reumatoide, al desaparecer la inflamación y el dolor, se recupera también la mayor parte de la movilidad perdida. Sin embargo, las calcificaciones y el tejido perdido permanecen. Posteriormente al tratamiento se puede continuar con la aplicación del veneno de forma puntual en las zonas dañadas con el objeto de acelerar la recuperación, pues la mejor forma de regenerar el tejido es mejorando la circulación sanguínea local.
En el caso de la Esclerosis Múltiple, debido a la variabilidad de los síntomas, resulta más complicado evaluar dicha recuperación. En seguida mostramos los resultados de un estudio clínico en pacientes con EM que recibieron el TVA con veneno inyectado durante 12 meses.
El estudio fue diseñado por el médico Ross A. Houser, responsable de una clínica de rehabilitación. El seguimiento y apego al protocolo fue supervisado por la escuela American College for Advancement of Medicine, de Laguna California.
El estudio se realizó en 51 pacientes con EM, 14% de tipo recidivente - remitente, y el 86% de tipo crónica progresiva. La edad promedio de 48 años con un tiempo promedio del padecimiento de 10 años.
Después de 12 meses la percepción de mejora fue la siguiente: 2% mostró efectos negativos. 30% no mostró ninguna mejoría. 10 % mostró una mejoría baja. El resto, 58%, mostró una mejoría de buena a muy buena.
La mejoría promedio de cada síntoma estudiado fue: Fatiga = 44%, Paciencia = 42%, Equilibrio = 34%, Coordinación = 32%, Control del intestino = 31%, Control de Vejiga = 26%, Espasmos = 26%, Entumecimiento = 25%, Fuerza Muscular = 19%, Función sexual = 7%, Estado de ánimo = 7%, Memoria = 6 %, Concentración = 6 %, Visión = 6%. La mejoría promedio global en estos 14 parámetros fue del 36%.
Hacemos dos comentarios a este excelente estudio. Aunque en principio el tejido dañado (mielina) no tiene recuperación, no al menos en el corto plazo, se piensa que debido a la infección, parte de las células que no funcionan no están destruidas sino parcialmente dañadas y que tan pronto como la infección termina estas se recuperan. Por otra parte, al no ser este un estudio de largo plazo, no es posible evaluar el porcentaje de personas curadas, es decir a quienes el proceso de deterioro se les detiene de forma permanente; sin embargo, basándonos en las experiencias del TVA en EM, nos atrevemos a estimar que la gran mayoría del 58% del estudio que mostraron una mejoría de buena a muy buena, tendrán una recuperación permanente sin necesidad de prolongar el tratamiento.

Referencias  Apiterapia


1.-  Beck, Bodog “The Bible of BVT”, Health Resources Press

2.- Broadman, Joseph “Bee Venom Therapy”, Health Resources Press.

3.- Wagner, Pat “How Well are You Willing to Bee”

4.- Mraz, Charles “Health and the Honeybee”, Queen City Publications

5.- Cherbuliez, Th. “La Medicina por las Abejas” CD publicado por la
Comisión de Apiterapia de APIMONDIA.


 
(C) 2014 Medicina Natural